Formula UC3M: ¿Cómo se organiza un equipo de competición?

 In Articulos

¿Qué se te viene a la mente cuando ves el triunfo de un equipo de competición? ¿Alguna vez te has parado a pensar en detalle en todas las horas y recursos invertidos en ese proyecto? La correcta organización de los trabajadores, así como de la logística y estructura del equipo son fundamentales para conseguir el éxito.

En Formula UC3M, un equipo participante en la competición Formula Student, la organización es bastante simple y clara. Estamos estructurados en diferentes departamentos, cada uno con una función diferenciada, pero todos colaborando entre sí.

En primer lugar, es necesario tener claro los puntos de partida del diseño. El primer mes tras la competición del año anterior es crucial, pues se aprovecha para probar al máximo el monoplaza actual. El análisis es el primer paso: entender cuáles son sus puntos fuertes y sus debilidades ayudará a determinar qué es necesario rediseñar y qué no.

Una vez se recogen datos suficientes de cada parte, se fijan puntos a mejorar y puntos que permanecerán intactos. Es importante ser realista a la hora de decidir qué cambiar, pues un cambio sustancial implica una inversión de tiempo y dinero que no siempre es viable. Además, previo a este análisis, es necesario estudiar la normativa para asegurar que todos los componentes son seguros y legales.

Esta fase se pone en común entre todos los integrantes del equipo, para que cada departamento tenga claras sus funciones y conozcan también los parámetros a seguir por el resto de los compañeros. Tras ello, comienza la fase de diseño y simulación de cada departamento.

Para facilitar esta fase, el equipo cuenta con tres ‘team leaders’. Ellos son los encargados de tomar las decisiones finales, así como organizar y coordinar las distintas actividades. Además, cada departamento cuenta con un responsable de departamento, cuya función es asegurar que se cumplen los objetivos fijados e informar en las reuniones semanales a los team leaders de cada uno de los avances, complicaciones, o necesidades que puedan surgir.

Los departamentos entre los que nos dividimos son seis: marketing, chasis, aerodinámica, motor y transmisión, dinámica y electrónica. En las próximas líneas os introducimos brevemente a las tareas de cada uno de los departamentos.

El departamento de marketing se encarga de buscar la financiación del equipo, darle a conocer y preparar las pruebas estáticas de la competición. Así, es el departamento con más integrantes y con mayor variedad de funciones. Por un lado, es necesario contactar con posibles patrocinadores, conociendo a la perfección las necesidades del resto de departamentos para saber qué buscar. Por otro lado, se encarga de la edición de fotos, vídeos y textos para dar una imagen llamativa y acertada de qué hace el equipo. Por último, pero no menos importante, preparar las distintas pruebas estáticas para defender el diseño y financiación del coche ante los jueces en la competición.

El departamento de chasis se encarga de diseñar, simular y fabricar la estructura principal del monoplaza. Por un lado, se diseñará el monocasco de fibra de carbono. Por otro, el chasis tubular y sus anclajes al monocasco. Además, deben estudiar la ergonomía para asegurar el confort del piloto dentro del coche. La normativa tiene un papel importante en esta parte, pues la mayor parte de limitaciones en esta área están relacionadas con la seguridad del piloto.

organizacion-formula-uc3m-2018-3-f1-soymotor.jpg

Diseño del utillaje para la soldadura del chasis tubular

 

La normativa limita muchos otros factores, como el del diseño de la aerodinámica del coche. En este departamento existen muchas limitaciones a la hora de diseñar y anclar los diferentes componentes, aunque la libertad es algo mayor que en normativas como la de la Fórmula 1. Su función principal es simular diferentes paquetes aerodinámicos a través de softwares avanzados en CFD para determinar el más adecuado para las necesidades del coche y de los circuitos de las pruebas dinámicas.

El departamento de motor y transmisión se encarga de afinar el comportamiento del motor, en nuestro caso el de una Honda CBR 600 F4i, cumpliendo con las restricciones (la admisión de aire, por ejemplo, está limitada a un diámetro de 20 mm) y asegurando el mayor rendimiento. Así, se modifican y mejoran partes como la refrigeración del mismo, o se intentan optimizar las relaciones de la caja de cambios para que se adapten a las exigencias de la competición.

El departamento de dinámica es el encargado de estudiar y mejorar el comportamiento general del coche, lo que en el fondo consiste en maximizar el grip proporcionado por las ruedas en todas las condiciones. Su estudio y diseño comprende la suspensión del monoplaza, la dirección o los frenos. En resumen, se encarga de asegurar la manejabilidad y el comportamiento general del coche. El análisis del comportamiento de las distintas partes es posible gracias al uso de sensores.

organizacion-formula-uc3m-2018-2-f1-soymotor.jpg

Conjunto de rueda trasera

 

Dichos sensores son programados y analizados por los encargados de la telemetría. Su función es asegurar la recolección de datos en tiempo real del comportamiento del coche. Esta tarea se sitúa dentro del departamento de electrónica, quienes también deben asegurar una correcta programación de toda la electrónica del monoplaza, como puede ser el cambio de marchas o la actuación de los ventiladores de la refrigeración. El nivel de responsabilidad de este departamento es alto, ya que cualquier pequeño fallo puede provocar que el coche no pueda salir a rodar.

La comunicación dentro de cada departamento y entre todos ellos es fundamental para asegurar el total cumplimiento de la normativa, así como el correcto desarrollo del monoplaza. Especialmente importante es conseguir una comunicación fluida entre departamentos que toman decisiones que afectan directamente a otros departamentos. Ejemplos de esto podrían ser un cambio en la forma exterior del monocasco que afecte a la aerodinámica trasera del monoplaza o una actualización en la suspensión que entre en conflicto con parte del sistema de refrigeración del motor.

Tras el diseño, llega el momento de la fabricación, la cual es dirigida por cada departamento, pero en la que todos los integrantes del equipo pueden tomar parte. La correcta organización de esta fase es necesaria para abaratar costes, mejorar acabados y asegurar el correcto ensamblaje entre todas las piezas previamente diseñadas, además de asegurar que todo está terminado en plazo.

Por último, el testing supondrá una última oportunidad para recoger datos para mejorar el set-up del coche y permitir al piloto adaptarse a la conducción del monoplaza, dejándolo listo para la competición, además de validar los datos obtenidos por cada departamento en sus respectivos cálculos y simulaciones por medio de los sensores.

Para poder acercar aún más el mundo del motor, durante los próximos meses nos centraremos en cada uno de los departamentos mencionados para conocer de cerca qué hacen, cómo funcionan y cómo se organizan. ¿Adivinas cuál será el primero?

Contacto

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search